lunes 30 de agosto de 2010

Medio Ambiente expropia y protege 9.200 hectáreas de la costa de Doñana

CARLOS SANZ

El Gobierno recupera competencias de la Junta andaluza en el parque nacional – El gran deslinde deja en dominio público el palacio en el que veraneó Zapatero

EL PAIS – RAFAEL MÉNDEZ – Madrid – 30/08/2010

El Ministerio de Medio Ambiente acaba de enviar al Boletín Oficial del Estado el deslinde del litoral del Parque Nacional de Doñana, en Huelva. Generalmente en ese trámite se declara como zona pública exclusivamente la playa y se trata de una pequeña línea en un mapa. Pero en este caso Medio Ambiente ha optado por la vía más proteccionista: el deslinde declara como dominio público marítimo-terrestre unas 9.200 hectáreas del Parque Nacional y se mete hasta 4,8 kilómetros tierra adentro al considerar que todo el cordón de dunas es un sistema único necesario para mantener la playa. El trámite deja sin competencias a la Junta de Andalucía en esa franja, que expropia sin indemnización.

Medio Ambiente continúa con su tarea de deslindar los 10.157 kilómetros del litoral español, un trámite previsto en la Ley de Costas, de 1988. A final de 2009, ya estaba completo el 89,3% de la costa. El porcentaje delimitado ya ronda el 95% tras el impulso de los dos últimos años.

La provincia de Huelva era de las que iba más retrasada, con el 74% de su costa deslindada. Faltaba uno de los deslindes más conflictivos: los 36,8 kilómetros del Parque Nacional de Doñana, desde Matalascañas hasta la desembocadura del Guadalquivir, frente a Sanlúcar de Barrameda.
Espinosa optó por la vía proteccionista ante la división en su departamento
La ley da una definición muy amplia para el dominio público marítimo terrestre. No hay una distancia, sino que se basa en criterios geológicos. Así, incluye “el límite hasta donde alcanzan las olas en los mayores temporales conocidos”, “las marismas, albuferas, marjales, esteros y, en general, los terrenos bajos que se inundan” por las mareas o “las playas o zonas de depósito de materiales sueltos”.

En esas definiciones entra todo el frente litoral de Doñana, con dunas de hasta 32,5 metros. “La playa sigue recogiendo las arenas traídas por el mar y el viento que hace 6.000 años cerraron el estuario del Guadalquivir”, señala el informe técnico elaborado por la empresa pública Tragsatec y que ha sido aprobado sin “modificaciones sustanciales”, según fuentes conocedoras del trámite.

Ese informe “constata el carácter de dominio público de la totalidad del brazo arenoso, que engloba la playa y las distintas cadenas de dunas hasta llegar a la marisma”. Las dunas móviles llegan a engullir árboles enteros al avanzar empujadas por el viento.

Costas aún tiene que deslindar las marismas del interior del paraje, por lo que finalmente incluirá mucho más del parque en el dominio público.

La tramitación de la orden fue muy polémica. La Junta de Andalucía, que gestiona el parque nacional gracias a una sentencia del Constitucional, se opuso. Pero también estaba en contra Parques Nacionales, del propio ministerio, que consideró que solo el primer cordón de dunas debía ser expropiado. Inicialmente ambos departamentos pidieron una tercera opinión, la del catedrático de Granada Miguel Ángel Losada, que se inclinó a favor de Costas al considerar que “el brazo arenoso, sus riberas del lado del mar y del lado del estuario, los caños y las lagunas mareales, los ríos y los arroyos están relacionadas entre sí y forman un sistema físico inseparable”. Luego Parques se desmarcó de esta opinión e insistió en retrasar el deslinde.

El tema llegó incluso a La Moncloa, porque la propuesta de deslinde incluye dentro del dominio público el palacio de Las Marismillas, de Patrimonio del Estado y en el que veraneó Zapatero en años anteriores.

Los pocos propietarios que quedan no pueden explotar sus tierras

Ante la división en el departamento, decidió la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, quien consideró que la declaración de dominio público era la mejor forma de proteger el espacio natural. Así, optó por ampliar todo lo posible el dominio público. El resultado es uno de los mayores deslindes jamás realizados desde que se aprobó la ley, hace más de 20 años, solo comparable a uno en Baleares. La directora general de Costas, Alicia Paz, firmó el deslinde hace unos días y en breve saldrá publicado en el BOE y será oficial. Ante esta declaración cabe recurso, pero Medio Ambiente gana el 89% de los pleitos en la Audiencia Nacional.

La declaración de dominio público supone una “muy singular forma de expropiación”, como la definió el Tribunal Constitucional en 1991, en la sentencia en la que avaló la mayor parte de la norma. Los terrenos pasan a ser propiedad del Estado, pero este no paga dinero a los dueños. La compensación es una concesión por 30 o 60 años para mantener allí la actividad existente. Pero no pueden vender el suelo ni construir. Si los terrenos no tienen ningun uso -como ocurre en buena parte del brazo de arena- pasan directamente al Estado al no existir la posibilidad de pedir una concesión.

Aunque parte del suelo ya era público, quedan en el parque propietarios privados. Entre los dueños está la familia Morenés, antigua propietaria del Palacio de las Marismillas. Estos pleitearon y en 2003 el Tribunal Supremo les dio el derecho a ser expropiados por el parque “a la vista de la imposibilidad de desarrollar actividades en su finca”, según recoge el BOE. Guillermo Morenés, uno de los propietarios, es el marido de Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto.

La zona declarada de dominio público se convierte así en intocable, y cualquier actuación requiere el permiso de Costas. El Ayuntamiento de Matalascañas ha comenzado a reclamar una ruta en todoterreno a través de la playa que una el pueblo con Sanlúcar de Barrameda para no rodear todo el parque. Ahora la aprobación pasará a depender de Costas, mucho más conservacionista y reacia a autorizar actividades sobre la arena.

EL PAIS  http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Medio/Ambiente/expropia/protege/9200/hectareas/costa/Donana/elpepusoc/20100830elpepisoc_2/Tes

Publicado por Plataforma National de Afectados por la Ley de Costas en 09:57 0 comentarios

miércoles 25 de agosto de 2010

La Plataforma de Afectados por la Ley de Costas lleva al Parlamento Europeo los derribos de Vilarrube (A Coruña)

FERROL, 25 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Plataforma de Afectados por la Ley de Costas, en donde está integrada desde este verano la Asociación de Amigos de la Playa de Vilarrube (A Coruña), ha presentado una queja ante el Parlamento Europeo por los derribos “totalmente ilegales” acometidos en Villarrube en el año 2005. Así lo ha dado a conocer en una reunión con afectados por la Ley de Costas de toda Galicia que tuvo lugar en el local social de A Gándara (Narón).
Previamente, representantes de la Plataforma de Afectados y de la asociación de Amigos de la Playa de Vilarrube mantuvieron una reunión con la alcaldesa de Valdoviño, Isabel Álvarez (TEGA), de quien recabaron su apoyo para presentar una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia por los derribos de 2005.
El secretario de la Plataforma y abogado, José Ortega, que se desplazó desde Valencia para dar a conocer las novedades en la legislación, ha explicado a Europa Press que el caso de Vilarrube es “especialmente dramático y singular” y ha recordado que “hay unas actuaciones penales en curso” contra el jefe de la Demarcación de Costas, Rafael Eimil.
“Queremos que este asunto lo conozca todo el mundo y la sociedad comparta la indignación y el sentimiento de humillación que tienen todos los vecinos”, ha asegurado Ortega. En este sentido, ha indicado que se está evolucionando hacia “un mayor respeto de los derechos civiles” y se está “alimentando este cambio con iniciativas en el Parlamento Europeo” que están en “plena actividad”.

José Ortega explicó que a finales de septiembre la junta de portavoces de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo analizará el informe jurídico solicitado y tomará una decisión, previa a una decisión final. En esa decisión se baraja la posibilidad de “una comisión de investigación que venga a España” a conocer in situ los diferentes casos.

VILARUBE

Según ha asegurado Ortega, los terrenos de Vilarube, por su situación legal, “se tienen que dar en concesión por 60 años y esto está tan protegido por la ley que el Reglamento de Costas indica que si los propietarios no la solicitan en un plazo de un año, el Estado la tiene que dar de oficio”. Sin embargo, ha recordado que en el caso de Vilarrube “el Estado no resolvió” a pesar de lo que los vecinos “lo pidieron”.

José Ortega ha indicado que la “política de Costas es muy injusta en general, muy abusiva” y en particular “en Vilarube” porque el derecho de unas personas “a la concesión, lo han transformado en la versión de que hay que derribar y en lugar de tomar a estas personas como ciudadanos los han tomado como delincuentes peligrosos sociales pateando un derecho constitucional recogido en el artículo 18 de la Constitución”.

Por su parte, la vicepresidenta de la Asociación de Amigos de la Playa de Vilarrube, Inés Barcia ha apuntado a Europa Press que “no sólo se ha saltado por encima de la ley, sino por encima de las personas” y “mientras Rafael Eimil sigue en su cargo, a pesar de estar imputado”.

“Aquí fue un ataque, vinieron con más de medio centenar de guardia civiles, sin orden judicial, en pleno invierno, el 30 de noviembre de 2005, a las 7.30 de la mañana para coger a los afectados como los cogió, durmiendo. Fue un atentando contra los afectados”, recordaba Barcia.

La vicepresidenta vecinal indicó que están afectadas “47 viviendas y 300 terrenos” y que no tuvieron ni siquiera tiempo para presentar alegaciones, ya que, Eimil “el 4 octubre 2005 coge el cargo, el 21 octubre de 2005 manda las cartas y derriba el 30 de noviembre de 2005”.

“UN ERROR”

El abogado José Ortega ha afirmado que ahora se intentará “conseguir la concesión en los tribunales” por lo que “tendrían que indemnizarles, darles la concesión, y reconocer que el derribo fue un error”.

El secretario de la Plataforma confía que, con la queja presentada, “el Parlamento sepa, condene y si tiene investigar, investigue”. En este sentido, confía en “la comisión de Peticiones porque en España no se puede confiar en nadie más, el país está perdido no hay control ni judicial ni político de ninguna clase”, ha criticado.

Asimismo, ha recordado que el informe presentado en el Parlamento, donde “dicen que tienen razón en todo”, también fue presentado al Defensor del Pueblo, quien “dijo que no tenían razón ni en una coma”. “Es muy triste que haya que ir fuera de España para buscar justicia, porque en España no la hay”, ha sentenciado.
Texto completo http://www.europapress.es/

Publicado por Plataforma National de Afectados por la Ley de Costas en 21:56 0 comentarios