Valencia certifica decenas de roturas por temporales para cobrar las ayudas

El Consistorio acuerda pedir 2,34 millones a la Generalitat por los destrozos tras el segundo decreto de subvenciones

valencia. Los dos temporales sufridos en Valencia a finales del pasado año y del 18 al 23 de enero tienen ya una cifra del perjuicio que supusieron para las arcas del Ayuntamiento. La junta de gobierno aprobó el viernes pedir a la Generalitat 468.000 euros por el segundo episodio, lo que unido al primero alcanza un total de 2,34 millones.

De este modo, el Consistorio se acoge a los decretos de ayudas aprobados por la Administración autonómica, con una casuística variada y que afecta a numerosos servicios municipales. Por ejemplo, en el parque de la Albufera se produjeron daños en las pasarelas de acceso a las playas y en los cerramientos con cuerdas y estacas que protegen los cordones dunares.

También hay abundantes daños en las instalaciones del alcantarillado, prácticamente en todas las playas de la ciudad. En la Casa Museo Blasco Ibáñez se registraron destrozos por valor de 15.996 euros debido a la caída de un rayo, mientras que se han pasado facturas de la reparación de duchas, cartelería, postas sanitarias y juegos infantiles. Ocurrió lo mismo en algunos polideportivos y campos de fútbol, así como la reposición de arbolado por efecto del temporal, esto último con una cuantía de 30.000 euros. 

Las playas fueron las zonas más dañadas por la subida del mar, sobre todo en la parte sur de Valencia. El Ayuntamiento prosigue con la construcción de la defensa marina en la playa de El Saler, a la altura de la urbanización La Casbah, mientras que en los aledaños la Demarcación de Costas hace lo mismo con el aporte de arena para la reconstrucción de las dunas desaparecidas por el embate de la olas. Las obras terminarán antes del verano.