Costas declara ilegales las obras de rehabilitación del hotel de Arenales

El Ministerio deniega la legalización de las obras ejecutadas al entender que constituyen un incremento de lo edificado en 1988. El Gobierno ordena la demolición de los trabajos e impone una multa de 80.000 euros

José Antonio Mas 08.07.2017 | 00:43

http://www.diarioinformacion.com/elche/2017/07/07/costas-declara-ilegales-obras-rehabilitacion/1914749.html

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costay del Mar del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha resuelto que lasobras para reconstruir el antiguo hotel Los Arenales de Elche (Alicante) infringen la Ley de Costas. Para el Gobierno, las obras de rehabilitación del hotel se transformaron en obras de nueva construcción, por lo que constituyen un incremento de volumen respecto a lo edificado antes de 1988 y, además, según se indica en un comunicado, “exceden de lo autorizado en 2015”.

 

El Gobierno, en cumplimiento de la normativa de Costas, según el mismo comunicado, “vela por un equilibrio entre la protección ambiental del litoral y los intereses legítimos en la costa, y el Ministerio ha actuado de acuerdo con el ordenamiento jurídico, con la Ley de Costas y las sentencias”.

Por este motivo, el Ministerio ha resuelto denegar la legalización de las obras de nueva construcción realizadas en el hotel. También ha ordenado a la empresa concesionaria demoler las obras ejecutadas sin autorización, que son dos terceras partes del edificio.

Concesión
El antiguo hotel Arenales ocupa una superficie de casi 7000 metros cuadrados de playa, y quedó incorporado a dominio público marítimo-terrestre tras la aprobación del deslinde en 1997. El hotel estaba abandonado desde antes de la entrada en vigor de la Ley Costas en 1988. En 2006, la Audiencia Nacional dictó sentencia y declaró el derecho de Princesol a que dicha concesión le fuera concedida.

En 2007, en cumplimiento de la sentencia, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar otorgó la concesión transitoria. Entre las condiciones en las que se otorga la concesión está la de quesólo pueden realizarse obras de reparación y mejora, unas obras que no pueden implicar aumento de volumen. Y, además, que las obras de gran reparación deben ser aceptadas previamente por el Ministerio. Tras un largo procedimiento, en julio de 2015 se autorizaron e iniciaron las obras de rehabilitación.

En mayo de 2016, tras diversas denuncias vecinales y las correspondientes comprobaciones por parte de los técnicos del Ministerio, se entendió por parte del Estado que las obras en ejecución no consistían en una rehabilitación, sino en una demolición y nueva construcción del antiguo hotel. En consecuencia, se ordenó la paralización de los trabajos y se incoó expediente sancionador.

Tras la paralización de las obras, la concesionaria solicitó la legalización de las obras ejecutadas sin autorización.

El Ministerio ha recabado informe de la Abogacía General del Estado que ha dictaminado que la normativa sobre Costas impide la reconstrucción integral de una edificación en estado de ruina. Por otro lado, ha resuelto el expediente sancionador, imponiendo una multa de casi 80.000 euros. El importe de la sanción, según determina la ley de Costas, es proporcional al prepuesto de las obras ejecutadas sin autorización.