EL CONCELLO DE MOAÑA SIGUE SIN SABER LA TITULARIDAD DE LOS TERRENOS EXCLUIDOS DE COSTAS

Están afectados los colegios de Reibón y de Seara y el edificio de la Casa del Mar

Redacción | Moaña 09.01.2018 | 05:43

http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2018/01/09/concello-moana-sigue-titularidad-terrenos/1816388.html

Una vista del colegio de Seara, frente a la playa de A Xunqueira, en Moaña. // Gonzalo Núñez

 
 
Una vista del colegio de Seara, frente a la playa de A Xunqueira, en Moaña. // Gonzalo Núñez
 

El año 2018 era el de la caducidad de muchas de las concesiones del dominio público de Costas antes de la reforma de la Ley de Costas, que aprobó el Gobierno Central en 2013. En esa reforma, Moaña había resultado gran beneficiada al aparecer incluida entre las doce localidades de España que, de forma excepcional, quedaban con zonas excluidas del dominio público maríitmo terrestre, por entender que eran terrenos que ya habían perdido su condición marítimo-terrestre. La reforma de la ley de Costas también permitía la prórroga de las concesiones que este mismo año iban a concluir, aunque con otros cánones.

Sin embargo, y a pesar de aquella aprobación del anexo para Moaña, la titularidad de los terrenos desafectados sigue siendo una incógnita, al menos para el Concello, que sigue a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente -del que depende Costas- les informe sobre los pasos que se han dado. Entre los terrenos afectados están los de los colegios públicos de Reibón y de Seara y la Casa del Mar, que acoge el centro de salud, entre otros que afectan a edificios de viviendas particulares como el conocido edificio Salitre.

 

Revertir a sus dueños

Todo parecía indicar que tras la aprobación de la reforma de la Ley de Costas, se iba a aprobar un reglamento para desarrollar la normativa, y así fue, pero dicho reglemento no hacía alusión alguna a los terrenos excluidos del dominio público que tendrían que tener una calificación urbanística y revertir a sus antiguos dueños.

El temido 2018 para los titulares de concesiones de Costas ya está aquí con bastante desinformación en los concellos. Hay afectados que ya están remitiendo solicitudes de prórrogas al amparo de la reforma de la Ley de Costas; y caducidades de concesión. La premisa en Costas, según ha trascendido es no autorizar aquellas prórrogas a las empresas que no necesitan estar situadas en el borde litoral. También ha trascendido que el canon, en caso de aprobarse la prórroga, podría ser muy alto y esta situación ya provocaba que muchas empresas renunciasen a pedirla.

 
 
Una vista del colegio de Seara, frente a la playa de A Xunqueira, en Moaña. // Gonzalo Núñez
 

El año 2018 era el de la caducidad de muchas de las concesiones del dominio público de Costas antes de la reforma de la Ley de Costas, que aprobó el Gobierno Central en 2013. En esa reforma, Moaña había resultado gran beneficiada al aparecer incluida entre las doce localidades de España que, de forma excepcional, quedaban con zonas excluidas del dominio público maríitmo terrestre, por entender que eran terrenos que ya habían perdido su condición marítimo-terrestre. La reforma de la ley de Costas también permitía la prórroga de las concesiones que este mismo año iban a concluir, aunque con otros cánones.

Sin embargo, y a pesar de aquella aprobación del anexo para Moaña, la titularidad de los terrenos desafectados sigue siendo una incógnita, al menos para el Concello, que sigue a la espera de que el Ministerio de Medio Ambiente -del que depende Costas- les informe sobre los pasos que se han dado. Entre los terrenos afectados están los de los colegios públicos de Reibón y de Seara y la Casa del Mar, que acoge el centro de salud, entre otros que afectan a edificios de viviendas particulares como el conocido edificio Salitre.

 

Revertir a sus dueños

Todo parecía indicar que tras la aprobación de la reforma de la Ley de Costas, se iba a aprobar un reglamento para desarrollar la normativa, y así fue, pero dicho reglemento no hacía alusión alguna a los terrenos excluidos del dominio público que tendrían que tener una calificación urbanística y revertir a sus antiguos dueños.

El temido 2018 para los titulares de concesiones de Costas ya está aquí con bastante desinformación en los concellos. Hay afectados que ya están remitiendo solicitudes de prórrogas al amparo de la reforma de la Ley de Costas; y caducidades de concesión. La premisa en Costas, según ha trascendido es no autorizar aquellas prórrogas a las empresas que no necesitan estar situadas en el borde litoral. También ha trascendido que el canon, en caso de aprobarse la prórroga, podría ser muy alto y esta situación ya provocaba que muchas empresas renunciasen a pedirla.