Costas derriba el histórico chiringuito El Sardinero de Chipiona

El chiringuito El Sardinero situado en la playa de Regla de Chipiona ya es historia. La Demarcación de Costas de Andalucía Atlántico, organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, derribó en la jornada del lunes este inmueble de más de 20 años que se hallaba en zona de dominio público marítimo-terrestre y que daba trabajo a 15 familias.

El concejal delegado de Turismo y Playas del Ayuntamiento de Chipiona, Francisco Javier Díaz, ha transmitido su sorpresa por el derribo, ya que, según explica, «nos ha cogido un poco fuera de lugar por la fecha en que se ha realizado esta demolición, a las puertas del verano». Díaz asegura que desde el equipo de Gobierno se ha intentado que esta actuación se ejecutara en septiembre del pasado año «para que esta familia tuviera este verano ya un nuevo chiringuito desmontable». La actuación, enmarcada dentro de los trabajos iniciados por el Ministerio de Medio Ambiente para recuperar zonas de dominio público-marítimo terrestre ahora ocupadas, fue autorizada hace seis años, «por lo que era una derribo esperado».

Díaz explica que la familia ha sido conocedora en todo momento de la resolución por parte de la Demarcación de Costas. Según el concejal, el Ayuntamiento no podía intervenir en el proceso y su margen de maniobra sólo le permitía realizar un informe de idoneidad de instalar ese nuevo chiringuito en la playa de Chipiona.

Por su parte, la familia afectada se muestra optimista de que algún día laDemarcación de Costas le autorice para abrir un nuevo establecimiento en la misma zona de la playa de Regla, con la nueva estética aprobada, que ya existen en las playas de la provincia. «Nos han prometido que para montar el nuevo chiringuito había que demoler este. Esperemos que la nueva concesión por parte de la Consejería de Medio Ambiente se adjudique antes de que termine el verano». Lamentan que «la Ley de Costas no sea igual para todos los chiringuitos de las playas de Andalucía, pues en algunas zonas de Málaga éstos siguen siendo de estructura de cemento».
El derribo iniciado el lunes, y cuyo coste está valorado en unos 20.000 euros aproximadamente, afecta a parte de la superficie que hasta ahora ocupaba este chiringuito de unos 200 metros cuadrados.